miércoles, 25 de julio de 2012

Difícil decisión

Son las ocho de la mañana. Acá estoy, sola en la compu, mis hijas duermen y yo espero que se haga la hora de salir para Luján, a hacer lo más triste que, desde que recuerdo, tuve y tendré que hacer en la vida: tengo que buscar una institución para internar a mi papá con su demencia senil a cuestas.
Dudo en escribir esto. Los que lo lean pensarán que es un tema muy privado, y yo misma pienso si hago bien en decirlo acá, donde la gente se asoma, pero tengo la necesidad de ponerlo en palabras, un poco tal vez, para no estar todo el día hablando de esto con los que quiero y tienen tantas otras cosas de que ocuparse.
Tantas veces uno dice mientras es joven a los padres: "Te voy a llevar al geriátrico si me seguís hinchando con tal cosa", o a los hijos: "Cuando me lleves al geriátrico fijate que tenga parque y me dejen tomar mate" seguido de risas, como que fuera algo que nunca va a pasar. Y cuando pasa...se forma un hueco tan grande en el corazón! Hay tantas cosas para tener en cuenta, traerlos para acá (están en Bahía Blanca), salvar a mi madre de esa locura en la que está metida, convencerla que el hombre del que hace 55 años está enamorada, no está más y que éste que se le parece tanto físicamente, es otro, que no sabe quién es ella, que no conoce el lugar donde está, que busca a su madre por la casa y de pronto se para y dice: "Creo que mi mamá se murió", que quiere ir a trabajar y a jugar al fútbol.
¿Qué voy a buscar a Luján? Mi conciencia sabe y recita de memoria: un lugar limpio, agradable, espacioso, de buen trato, que pueda pagar, que lo atienda bien, que nos dejen ir a visitarlo muchas horas, etc, etc.
¿Qué sueña mi inconsciente? Que aparezca una pastilla mágica que nos lo devuelva, que la ciencia encontrara la solución, que nos llamaran un día y nos dijesen: "No sabemos cómo pasó, pero su papá está bien, llévenlo a casa de nuevo"
Sí, ya sé, es la ley de la vida, hay que tomarlo así, va a ser lo mejor para él y para ella. Juro que todo eso lo entiendo. Pero acá estoy, con el corazón roto por lo que voy a buscar a Luján.
Las que ya lo perdieron, atesoran a su padre en el alma y guardarán los mejores recuerdos, pero a las que lo tienen vivo y plenos de vida les digo: quiéranlos, pasen tiempo con él, mímenlo, escúchenlo,cuéntenles, jueguen, no lo juzguen, disfrútenlo, y así, cuando la vida les pegue el cachetazo, sabrán que él las amó profundamente y ustedes le dieron tiempos de felicidad.
Gracias por esta catarsis.
Es la hora de irme.

21 comentarios:

  1. Hola Andre, que bajón. Mi abuelo antes de "irse" tuvo lo mismo. A mi abuela le explicaron lo mismo, y yo hoy, a tres años de su ausencia, todavía no lo entiendo. Pero si me quedó algo: la fuerza de mi abuela ante esto. Ella lo cuido hasta que se fue, no quiso saber nada de dejarlo en ningún lado. Me di cuenta de que esa fuerza que ella tenía, venía de Dios. Ella se apoyaba mucho en el y le oraba siempre. No se que fe tienen uds, pero si se que Dios esta para todos. Te mando miles de abrazos y mucha fuerza para vos y tu mami. =)
    P/D: perdón por opinar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por acompañarme con tus palabras. De corazón, gracias

      Eliminar
  2. No comento nada acá, y te voy a visitar a la tarde, sale y vale?

    ResponderEliminar
  3. Me hiciste emocionar mucho, sé lo que estás pasando y te abrazo con el alma!
    Tocaste algo en mí que ahora no puedo poner en palabras, solo quiero decirte que cuando vos veas a tu papá bien atendido,cuidado con amor y respeto, tranquilo, disfrutando a su manera de estar con otras personas de su edad vas a estar mejor vos y tu mamá.
    Aunque no me lo creas.
    Te mando mucha mucha fuerza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo sé que así será... sé que este primer paso es, lejor, el más duro. Gracias por acompañarme

      Eliminar
  4. Aquí estoy llorando por lo que escribes, porque amo a mi papá profundamente y no me imagino el dolor que tienes dentro. Si de algo sirve, estaré enviando mi mejor energía para que te sientas mejor.

    Gracias por el consejo, lo tengo muy, muy en cuenta.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por estar cerca. Disfruten juntos la vida

      Eliminar
  5. Muy triste.
    Fuerza!
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  6. Lo viví con mi mamá y lo vivo hoy con mi suegro, así que te entiendo mucho, Andre. Te abrazo fuerte desde lejos.

    ResponderEliminar
  7. Andre un beso grande grande y espero que encuentres lo mejor para el.
    Cariños
    Agus

    ResponderEliminar
  8. Andrea, te entiendo tanto !!! Nosotros pasamos lo mismo con mi abuela, y no tuvimos la posibilidad de internarlo en una institución, yo tenia 12 años y fue muy duro para mi mamá, y para nosotros ver su deterioro, atenderla, cambiarla, darle de comer en la boca, es como un retroceso, vuelven a ser bebes con el tiempo. POr eso te digo que estas haciendo lo correcto, que son situaciones que uno no puede manejar solo. En nuestro caso fue un año durisimo, en el que todos terminamos muy enfermos , emocionalmente te digo. Por supuesto que es muy duro, pero uno hace hasta donde puede, lo importante es seguir estando, acompañandolo desde el amor.
    Cariños
    Ale

    ResponderEliminar
  9. Te mando un abrazo grandote!!! (y ojalá que nos volvamos a ver en mejores momentos!)

    ResponderEliminar
  10. Andre, puedo decvir que soy de las afortunadas que el padre un dia se fue! porque cada año que pasa, cada historia que escucho, termino diciendo ,que bueno...mi papà solo se fue.....y lo extraño, y lamento que se perdiera cosas...lo que contas es triste, tan triste para todos ustedes, que seria un insulto tratar de decirte algo....solo que los aprendì a quererlos mucho, y espero que estèn lo mejor que se pueda!

    ResponderEliminar
  11. Andre no tengo mucho para decirte, sólo dale mucho amor.
    Te mando un abrazo fuerte y lleno de cariño!!!

    ResponderEliminar
  12. Fuerza Andre! ojalá salga todo lo mejor que se pueda! me tocó pasar por algo así con mi papá(se me fué con 66 años, re-joven un bajón) y estaba embarazada de mi peque mas pequeño y fue todo taaaan duro... abrazo grande.

    ResponderEliminar
  13. Andrea, no comento mucho por acá, pero te leo...
    Sólo puedo mandarte un abrazo grandote.
    Mucha fuerza!
    Lu

    ResponderEliminar
  14. Es muy triste lo que contas, y lo entiendo aunque no del mismo lugar, el tuyo debe ser mil veces mas dolorozo, pero recuerdo cuando era chica a mi mama y mi tia debatiendo esto un millon de veces y el dolor de la desicion, aun cuando sabes que es la mejor. A veces la vida es jodida y uno tiene que remarla no mas. Por suerte tenes muchas personas que te quieren y mucho para companiarte en este momento tan duro. Fuerza. Abrazo

    ResponderEliminar
  15. Andre... pasaba para darte las gracias por haber sido la mentora junto con Ann de nuestro proyecto madrinezco y veo que estás pasando un momento triste... te mando un abrazo enooorme y mucha fuerza!!!! Besos

    ResponderEliminar
  16. Fuerza!!! Muchísima fuerza!!!
    Te mando un beso grande y nos seguimos leyendo!

    ResponderEliminar
  17. Yo también como Moni venía a agradecerte y me encontré con tu historia tan triste, que no pude parar de llorar de principio a fin. Difícil encontrar palabras de consuelo... ojalá que todo sea de la mejor manera posible.

    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Hola Andre...es tarde,ya pero no quiero irme a dormir sin comentar...la última vez que te leí no sabía lo que te pasaba,y no me animé a preguntarle a Ann.Yo te abrazo,Andre,muy fuerte,desde el ♥ de alguien que pasó algo apenas parecido,la decisión que tomes está bien,nadie sabe,sólo los que comparten la vida con un familiar,el día a día..No entro en detalles pero mucho de lo que contás lo leo y lo reconozco...te mando un beso enorme,una fuerza mas grande aún,estoy acá para lo que necesites...♥

    ResponderEliminar